Novedades

Estas son las últimas actualizaciones de Eladiestrador.es:

  • A 'Chiki' le asustan los garajes, y Un cuaderno para pintar y aprender a comportarse con los perros en Casos y cosas
  • Schnauzer Miniatura en Razas de perros
  • El paseo no reduce la excitación y Más problemas con el pis en Consultas

  •  

     


    el adiestrador está en Facebook

     


    El Adiestrador apoya esta campaña:

    Theyellowdog

    A 'Chiki' le aterran las puertas de los garajes

    'Chiki' es un teckel, un perro salchicha de pelo y patitas cortas. Cariñoso, obediente y juguetón, a pesar de que pronto cumplirá dos años. Pasear con 'Chiki' es una delicia, le encanta salir a la calle y a pesar de lo cortas que son sus patitas, le encanta dar largas caminatas… siempre que no se pase cerca de la puerta de un garaje. Le aterrorizan las puertas metálicas, sobre todo si se abren o cierran cuando él está cerca.

    Hace unos meses, al pasar cerca de un garaje, la puerta empezó a abrirse y 'Chiki' atravesó la calle en una frenética carrera. De hecho, no paró hasta más allá de tres manzanas. Por fortuna es un barrio muy tranquilo y no pasaba ningún coche en ese momento, porque de haber corrido en la otra dirección… Por eso dejó de pasear suelto, ni siquiera con una correa extensible.

    Para intentar poner freno a ese miedo, Juan Carlos, el dueño de 'Chiki', solicito la ayuda de El Adiestrador. No supimos encontrar la causa de ese terror, pero comprobamos que se limitaba a las puertas que se abrían o cerraban de forma automática.

    Poco a poco, en un proceso que duro varias semanas, mezclando premios y caricias y susando uno de sus juguetes preferidos (un pato de goma con un sonido chirriante), conseguimos acercarnos cada vez más a la puerta del garaje sin que 'Chiki' hiciera intención de salir corriendo, momento que aprovechábamos para sacar el pollo y jugar un ratito.

    La segunda fase fue un poco más complicada. Se trataba e mantener su tranquilidad mientras la puerta se abría o cerraba. Costó, tardamos otras cinco semanas, pero por fin, Chiki pasea tranquilo. Incluso, a veces, entra y sale de casa por la puerta del garaje.

     

     

    Volver a Casos y cosas